Mujeres de ficción (III)

Esta última entrada está dedicada a mujeres cuyos personajes viven en otra época, sobretodo en los 50, donde para ser valorada igual que un hombre tenías que trabajar el doble y cobrar la mitad.

  • Joan Harris (Mad Men, interpretado por Christina Hendicks). Ella es la secretaria jefe de una agencia de publicidad en Nueva York en los años 50. Joan tiene 30 años y se puede decir que ha llegado a lo alto de su vida laboral, ya que es improbable que ascienda de puesto y en el plano personal, tiene un hijo y está divorciada, lo que limita sus posibilidades de volver a casarse. Sin embargo un posible cliente insinúa implícitamente que si se acuesta con ella firmará con su compañía. Ella, lejos de achantarse, acepta y consigue llegar a ser socia. Según estas circunstancias habría que preguntarse no si es que las mujeres utilicen el sexo para ascender, sino si es la única forma que los hombres dejan que asciendan. Lo que distingue a Joan de los clásicos protagonistas de telenovela es que no se hace la víctima ni dramatiza en exceso y toma sus propias decisiones para controlar su vida, no se deja manejar.

 madmen-02

  • Larissa Loughton (The Carrie Diaries, interpretado por Freema Agyeman). En esta serie que trascurre en los años 80 en Nueva York, se cuenta la vida de Carrie (Sexo en Nueva York) cuando era joven. Larissa es una redactora jefe de una revista de moda, contrata a la protagonista como becaria y se puede definir como su mentora en el mundo laboral. A diferencia del resto de personajes femeninos la mayor parte de sus acciones no están determinadas por un interés romántico hacia algún hombre. Es una mujer independiente, imprevisible y con una gran red de influencias, aunque también es bastante superficial. Un momento que me impresionó fue cuando, justo antes de firmar los papeles para casarse, estaba disconforme con los términos sobre la vivienda. Larissa no quería mudarse a la casa de su marido, pero tampoco quería que él se mudara a su casa ya que pensaba que cuando entrabas a vivir a casa de la otra persona, estabas ocupando un espacio personal que en ningún momento podría llegar a ser igualmente tuyo y por lo tanto perdías una parte de ti. Lo que diferencia a Larissa es que a pesar de ser alocada y aparentar superficialidad, también tiene principios y profundidad más allá de lo que se ve a simple vista.

 freema-agyeman-photo

  • Betty (Masters of Sex, interpretado por Annaleigh Ashford). Al inicio de la serie, Betty es una prostituta lesbiana que trabaja en un burdel en los años 50. Aún así se casa con un millonario y tiene que dejar de lado la relación con su novia en favor de una vida mejor. Se trata de una mujer con mucha iniciativa y energía, que nunca se rinde y no cesa de aprender. Después de casarse, su marido se entera de quién era su antigua pareja, a pesar de eso sigue adelante y en vez de volver al burdel, aprende contabilidad y consigue un trabajo. Lo que hace real este personaje es que acepta su trabajo como prostituta y no hace de él un drama, y sin embargo si que la afecta que fue su pareja se vaya a casar con un hombre, a pesar de que ella haya hecho lo mismo. Puede que sea una reacción egoísta e injusta con la otra persona, pero ¿quién no lo ha sido alguna vez?

masters-sex-betty

Escrito por Clara Raposo
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s