BOYHOOD: La película de una generación

Hay dos tipos de personas: aquellas a las que les gusta Boyhood y aquellas a las que no. Porque no todo el mundo puede entenderlo, se trata de una película que habla de una generación, la Generación 2000. Habla de todos los que hemos crecido con Harry Potter, jugamos a la Gameboy Advance y ahora subimos nuestra vida a Facebook. Sin duda son temas colaterales que no impiden disfrutar de la película, pero acordarse de uno mismo en la niñez compartiendo los mismos hábitos va más allá de la calidad cinematográfica, independientemente de como esté rodado tiene un valor similar a una fotografía.

boyhood

La vida del protagonista podría haber sido la de cualquiera de nosotros, más allá del contexto en el que se desarrolla todos podemos identificarnos en algún sentido bien porque tenemos un hermano o nuestros padres están divorciados o porque nos hemos mudado alguna vez. Si además uno tiene inquietudes artísticas puede verse representado en esa sensación de incertidumbre, de no saber qué hacer ni qué esperar de la vida. Simplemente aprovechar lo que llega e ir decidiendo sobre la marcha.

Una de las cosas que más me gusta de la película es que el director selecciona momentos cualesquiera, sin ser especialmente determinantes diciendo así que todo en nuestro conjunto crea nuestra identidad. No se muestra ni el primer beso, ni cuando perdió la virginidad, ni como consiguió su primer trabajo etc, sacudiendo así el cliché de que los mismos elementos que marcan la vida de todos. Más bien lo que marca la vida es tu relación con las personas.

Esta es una película que la gente más mayor no puede entender ya que ha olvidado esa sensación que se tiene al tener todas tus posibilidades en tus manos pero no saber que hacer con ellas porque no sabes quién eres. Todos aquellos que vengan después el contexto no les dirá nada y les parecerá estúpido que alguien espere horas para comprarse un libro o se plantee estar en las redes sociales. Es un vivo reflejo de nuestra generación en el momento de nuestras vidas que más nos hace falta, cuando no sabemos quién somos, pero tenemos el consuelo de no ser los únicos.

Texto e imagen por Clara Raposo.
Advertisements

3 comments

  1. Juba Childs · May 14, 2015

    Buen análisis. Especialmente esta frase: “(…) el director selecciona momentos cualesquiera, sin ser especialmente determinantes diciendo así que todo en nuestro conjunto crea nuestra identidad.” Escribo para un blog de cine http://www.400films.com Mira esta entrada mía, por ejemplo: http://www.400films.com/blog/2014/07/learning-drive-estara-en-toronto
    Estamos abiertos a nuevos colaboradores. 😉

    • banjoeselnuevoukelele · May 15, 2015

      Muchas gracias 🙂 Viniendo de ti significa mucho. La verdad es que quería escribir sobre esta película porque me ha tocado profundamente.
      He leído tu crítica y me ha parecido muy interesante. 🙂

      • Juba Childs · May 15, 2015

        Gracias a ti. Yo escribo semanalmente en 400Films. Un saludo. Buenos días 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s