10 consejos que no son casi inventados para sobrevivir a la temporada de exámenes

  1. Practica desde un mes antes de los exámenes para que tus horas de sueño profundo coincidan en horario con el trayecto en metro de tu casa a tu centro de estudios. Ten en cuenta que las muchas horas que desperdicias durmiendo de noche pueden aprovecharse para pasar apuntes a limpio, acabar trabajos finales o empezar a ver todas las temporadas de Anatomía de Grey.
  2. Crea un trust con cinco compañeros de clase y acude a un mayorista de venta de bolígrafos.Os harán precio por comprar contenedores industriales y lo que ahorréis en economía de escala lo podéis aprovechar para compraros un barril de Red Bull.
  3. Cómprate una muñeca hinchable.Te será muy útil para guardarte el sitio en las mesas de la biblioteca y su cara de asombro parecerá muy realista ante los apuntes de Tecnología de los Materiales II.
  4. Asegúrate de no limpiar la mierda de tu mesa de estudio en dos semanas.La foto que subas a Instagram quejándote de la cantidad de materia que te queda por estudiar, con todos los papeles desperdigados por tu cuarto, tiene que exudar drama y decadencia. Nunca viene mal
  5. Compra tabaco de liar, papel y filtros.No te aconsejamos que fumes, pero ostentar el monopolio de la industria de la nicotina a las puertas de una facultad te será de gran ayuda a la hora de chantajear a un estudiante de un curso avanzado de que compartir (los apuntes) es vivir.
  6. Hazte con un candadito para cerrar la puerta de la cocina.El estudio intensivo abre las voraces puertas del apetito y te crean la terrible ilusión de que en la nevera aparecerá mágicamente algo que comer y cuya fecha de caducidad no concida con el día en el que nació la Duquesa de Alba. Pero no. Solo quedan las tristes natillas con trozos de galleta. Ah, pues no es galleta. Ups.
  7. Ten a mano el lienzo y las témperas, la cámara, el cuadernito de escribir poesía y la guitarra acústica.me quiero morir blogTodos sabemos que uno de los picos de creatividad más potentes de nuestra vida se dan cuando estamos en período de exámenes. Tendrás suerte si no te da por componer collages dadaístas como portada de todas tus carpetas.
  8. Llama a la tele para que vengan a tu casa a hacer un reportaje sobre el asco que te da 4chan. Conseguirás que te hackeen la cuenta de Twitter, Facebook, Instagram y hasta Pinterest. Pro: no perderás más tiempo stalkeando al primo buenorro de la vecina del colega del socorrista de tu pueblo. Contra: las fotos de Carnavales en las que sales borracho disfrazado de Capitán Salami se convertirán en memes.
  9. Busca un tutorial de Bricomanía sobre cómo hacer una trampilla para gatos.Te servirá para que tus padres te pasen la comida por la puerta y no tengas que salir a que el aire fresco te dañe la piel. Además, la sensación de vivir en una cárcel del siglo XVII te servirá como práctica cuando te independices y alquiles una habitación en un piso de estudiantes.
  10. Deja de leer post gilipollescos en WordPress sobre cómo sobrevivir a los exámenes finales.
Texto e imagen por Sandra Viciana