BOYHOOD: La película de una generación

Hay dos tipos de personas: aquellas a las que les gusta Boyhood y aquellas a las que no. Porque no todo el mundo puede entenderlo, se trata de una película que habla de una generación, la Generación 2000. Habla de todos los que hemos crecido con Harry Potter, jugamos a la Gameboy Advance y ahora subimos nuestra vida a Facebook. Sin duda son temas colaterales que no impiden disfrutar de la película, pero acordarse de uno mismo en la niñez compartiendo los mismos hábitos va más allá de la calidad cinematográfica, independientemente de como esté rodado tiene un valor similar a una fotografía.

boyhood

La vida del protagonista podría haber sido la de cualquiera de nosotros, más allá del contexto en el que se desarrolla todos podemos identificarnos en algún sentido bien porque tenemos un hermano o nuestros padres están divorciados o porque nos hemos mudado alguna vez. Si además uno tiene inquietudes artísticas puede verse representado en esa sensación de incertidumbre, de no saber qué hacer ni qué esperar de la vida. Simplemente aprovechar lo que llega e ir decidiendo sobre la marcha.

Una de las cosas que más me gusta de la película es que el director selecciona momentos cualesquiera, sin ser especialmente determinantes diciendo así que todo en nuestro conjunto crea nuestra identidad. No se muestra ni el primer beso, ni cuando perdió la virginidad, ni como consiguió su primer trabajo etc, sacudiendo así el cliché de que los mismos elementos que marcan la vida de todos. Más bien lo que marca la vida es tu relación con las personas.

Esta es una película que la gente más mayor no puede entender ya que ha olvidado esa sensación que se tiene al tener todas tus posibilidades en tus manos pero no saber que hacer con ellas porque no sabes quién eres. Todos aquellos que vengan después el contexto no les dirá nada y les parecerá estúpido que alguien espere horas para comprarse un libro o se plantee estar en las redes sociales. Es un vivo reflejo de nuestra generación en el momento de nuestras vidas que más nos hace falta, cuando no sabemos quién somos, pero tenemos el consuelo de no ser los únicos.

Texto e imagen por Clara Raposo.
Advertisements

10 consejos que no son casi inventados para sobrevivir a la temporada de exámenes

  1. Practica desde un mes antes de los exámenes para que tus horas de sueño profundo coincidan en horario con el trayecto en metro de tu casa a tu centro de estudios. Ten en cuenta que las muchas horas que desperdicias durmiendo de noche pueden aprovecharse para pasar apuntes a limpio, acabar trabajos finales o empezar a ver todas las temporadas de Anatomía de Grey.
  2. Crea un trust con cinco compañeros de clase y acude a un mayorista de venta de bolígrafos.Os harán precio por comprar contenedores industriales y lo que ahorréis en economía de escala lo podéis aprovechar para compraros un barril de Red Bull.
  3. Cómprate una muñeca hinchable.Te será muy útil para guardarte el sitio en las mesas de la biblioteca y su cara de asombro parecerá muy realista ante los apuntes de Tecnología de los Materiales II.
  4. Asegúrate de no limpiar la mierda de tu mesa de estudio en dos semanas.La foto que subas a Instagram quejándote de la cantidad de materia que te queda por estudiar, con todos los papeles desperdigados por tu cuarto, tiene que exudar drama y decadencia. Nunca viene mal
  5. Compra tabaco de liar, papel y filtros.No te aconsejamos que fumes, pero ostentar el monopolio de la industria de la nicotina a las puertas de una facultad te será de gran ayuda a la hora de chantajear a un estudiante de un curso avanzado de que compartir (los apuntes) es vivir.
  6. Hazte con un candadito para cerrar la puerta de la cocina.El estudio intensivo abre las voraces puertas del apetito y te crean la terrible ilusión de que en la nevera aparecerá mágicamente algo que comer y cuya fecha de caducidad no concida con el día en el que nació la Duquesa de Alba. Pero no. Solo quedan las tristes natillas con trozos de galleta. Ah, pues no es galleta. Ups.
  7. Ten a mano el lienzo y las témperas, la cámara, el cuadernito de escribir poesía y la guitarra acústica.me quiero morir blogTodos sabemos que uno de los picos de creatividad más potentes de nuestra vida se dan cuando estamos en período de exámenes. Tendrás suerte si no te da por componer collages dadaístas como portada de todas tus carpetas.
  8. Llama a la tele para que vengan a tu casa a hacer un reportaje sobre el asco que te da 4chan. Conseguirás que te hackeen la cuenta de Twitter, Facebook, Instagram y hasta Pinterest. Pro: no perderás más tiempo stalkeando al primo buenorro de la vecina del colega del socorrista de tu pueblo. Contra: las fotos de Carnavales en las que sales borracho disfrazado de Capitán Salami se convertirán en memes.
  9. Busca un tutorial de Bricomanía sobre cómo hacer una trampilla para gatos.Te servirá para que tus padres te pasen la comida por la puerta y no tengas que salir a que el aire fresco te dañe la piel. Además, la sensación de vivir en una cárcel del siglo XVII te servirá como práctica cuando te independices y alquiles una habitación en un piso de estudiantes.
  10. Deja de leer post gilipollescos en WordPress sobre cómo sobrevivir a los exámenes finales.
Texto e imagen por Sandra Viciana

10 ventajas que no son casi inventadas de no ser famoso

famous

  • No te gastarán bromas para sacarlas por la tele el día de los santos inocentes.
  • Nadie va a insinuar que estas saliendo con Taylor Swift o Justin Bieber.
  • Si alguna vez conoces a un famoso y haces el ridículo, te puedes consolar pensando que seguramente se olvidara de ti.
  • Podrás seguir ocultando tu afición por Patxinger Z (https://www.youtube.com/watch?v=i7PdCSE_1Ys).
  • Sabes que cuando tus amigos te llaman para pedirte cosas es porque eres su última opción.
  • Puedes escaquearte de los eventos con cualquier excusa estúpida.
  • No te confundirán con el personaje que interpretas en pantalla, ni te harán reproches por su comportamiento.
  • También consuela saber que la mitad de la población no se masturba con tu foto.
  • Los hackers telefónicos no tienen preferencia por tu persona.
  • Si sales mal en una foto, no se vuelve viral.
Texto y fotomontaje por Clara Raposo.

LAS DOS AMÉRICAS

[Esta entrada está basada en un artículo de David Foster Wallace llamado “La vista desde la casa de la señora Thomsom“]

bandera

La sociedad americana siempre se ha caracterizado por su individualismo ya que la cultura protestante promueve el esfuerzo como única manera de salvación, por lo que el trabajo ocupa la mayor parte del tiempo en detrimento de las relaciones sociales. Pero como dice el autor, el atentado del 11S, unificó a la sociedad bien por el hecho de compartir el dolor personal de cada uno, bien por el hecho de que el ataque no era solo hacia las personas que se encontraban dentro de las torres gemelas en ese momento, sino a toda la población americana y por lo tanto a toda una forma de pensar. Todo aquello que representaba Nueva York, el reflejo de América al mundo, fue atacado, es decir la idea del sueño americano, en la que daba igual tu origen ya que si te esfuerzas puedes llegar al éxito. Por lo tanto, fue una ofensa que llegó al corazón de todos los estadounidenses.

Para dejar claro que se había agredido a todos los miembros del país empezaron a proliferar las banderas de Estados Unidos como símbolo de unión, como es testigo el autor: “Aunque el propósito de sacar una bandera es hacer una declaración, parece que llegado cierto punto de densidad de banderas uno está haciendo una declaración más grande si no la saca”.

La verdad es que se trataba de una falsa muestra del sentimiento americano, ya que lo que implica la unión es que se excluye a gente que queda fuera de él, es decir ciudadanos de Estados Unidos de pleno derecho y no por ello menos afectados por la tragedia. En este caso ocurrió por un lado con todas aquellas personas que decidieron no poner una bandera en el patio de su casa, aunque no por ello eran menos americanos y se habían sentido menos ofendidos. Por otro lado, los inmigrantes, tanto los recién llegados, como los ciudadanos con raíces en otras culturas, sobretodo los islamistas, se sintieron discriminados; a pesar de haber vivido varios años en Estados Unidos se les empezó a mirar con recelo.

Sin embargo, Foster Wallace deja clara su preocupación con respecto a esta América en apariencia tan unida cuando escribe: “(…) Una parte de lo horrible que resultó el Horror, venía de saber, en el fondo de mi corazón, que la América que los pilotos de aquellos aviones odiaban tanto era en mucha mayor medida mi América y la de F…y la del pobre y detestable Duane, que la de aquellas señoras.”

Si bien era una división que ya existía en la sociedad, este hecho no hizo más que acrecentarlo. Según nos relata el autor, las señoras con las que se encontraba se limitaban a rezar por las víctimas del atentado horrorizándose al pensar cómo alguien podía haber hecho algo así. Para ellas los terroristas no tenían más motivo que un odio irracional hacia su país. Sin embargo él mismo tiene otro punto de vista, lo primero que se plantea es los motivos por los que ha llegado a ocurrir lo indeseable. Wallace ve reflejada la ignorancia del presidente y su interés dedicado únicamente a su beneficio personal en gran parte de la sociedad americana, que muchas veces no es consciente de las consecuencias que tienen en los demás la propia ambición.

Personalmente opino, que hay un tercer grupo que igual que el presidente Bush, es consciente de que esta acción de terrorismo no es causa de un odio infundado a la sociedad occidental. Todos ellos saben que por un exceso de codicia y de enriquecerse a consta de otros han causado una catástrofe.

Ha llegado un momento en el que el sueño americano ha consumido a toda una cultura en la que se hace lo que sea necesario para obtener dinero y poder. En este caso, utilizaron el atentado para justificar armarse de forma preventiva contra los ataques terroristas, por eso hay gran cantidad de documentales exponiendo las dudas sobre la autoría de los ataques (como por ejemplo la probabilidad de que fuera un caza el que se estrellase contra el Pentágono y no un Boing) ya que la industria del armamento es la que más dinero mueve, por lo tanto con la que es más fácil enriquecerse.

A la larga, la mayor parte de los ciudadanos comunes empezaron a desarrollar animadversión hacia todos los practicantes del Islam en general. Habían atacado uno de los pilares de su cultura, como es el sueño americano, la idea de que con esfuerzo se puede conseguir lo que uno quiera. Nadie se planteaba que podrían haber tenido un motivo para cometer los atentados. Los medios de comunicación auspiciaron este tipo de pensamiento promoviendo una serie de prejuicios basados en la religión para promover el odio y así justificar el gasto en armamento militar.

En el artículo del libro sobre en 11S, Foster Wallace es testigo de una sociedad marcada por la codicia, los prejuicios y la manipulación de los medios de comunicación. Denuncia la ignorancia de los ciudadanos, pero también su aclamación de dicha ignorancia, ya que tampoco quieren plantearse las preguntas adecuadas para no evidenciarse a sí mismos ni a todas las ideas que abanderan.

Imagen y texto por Clara Raposo.

El cuerpo enfermo

Busto cadenas

Nosotros somos

yo

y ellos

en mí,

en el orden invertido de la muerte.

Solo necesito estar allí, caer

por la marca de los hombros.

Empújame

por donde se hace necesario escapar hacia lo abstracto:

una lámpara

cu

el

ga

en mi cráneo: fuiste lugar y decorado.

Texto e imagen por Sandra Viciana.

El Banjo entrevista a Filósofa Frívola: “El voto es una herramienta mierdera y un poco el chocolate del loro, pero ahí lo tenemos.”

Estando tan ocupada siendo “comunista y feminista a tiempo completo, socióloga de la indumentaria amateur a tiempo parcial“, a Lucía Muñoz Molina (1985) no le quedan horas para aguantar tus machiruladas libremercantiles. En su blog Filósofa Frívola se dedica a repartir hostias al patriarcado, al caciquismo neo-proto-facha y a todas las cosas feas del mundo que dan

1) miedico

2) vergüenza

3)ascopena.

No sabemos si come gatitos a la brasa, pero lo más probable es que sí. (Nos han comentado también que es filósofa, pero no de las que dan grimica a lo Nietzsche).

¿Filósofa feminista o filósofa y feminista?

¡Todo junto! Ya no concibo filosofar sin perspectiva de género, ni ser una feminista que no filosofa!

Fuente: Honolulu Books

¿Es el humor la menor de las frivolidades que puede permitirse una feminista?

Creo que con todo el horror al que nos enfrentamos las mujeres y lo agotador de la lucha, las frivolidades (que luego en realidad se ve que no son tales) son absolutamente necesarias. Necesitamos ocio feminista. Series, literatura, cine, humor… que sirvan de punto de encuentro. Luego hay otras frivolidades que parecen auténticas frivolidades y sin embargo acaban convirténdose en otra herramienta de lucha. estoy pensando por ejemplo en el fenómeno de los tumblrs de maquillaje/estilo personal de mujeres de todas las creencias, procedencias, tamaños y figuras, en las que lo mismo te encuentras unas cejas de purpurina que una sesión de fotos en una ropa interior exquisita de una mujer con una talla 52. Para las chicas más jóvenes esta red en la que hablar de sus “frivolidades” e intercambiarse piropos se ha convertido en otra herramienta empoderadora más. No subestimemos el poder de, por ejemplo, la estética personal.
¿Qué impacto ha tenido la crisis económica en la lucha  feminista?
Las mujeres son las primeras que se ven afectadas por las crisis económicas. Hablamos de la feminización de la pobreza, por lo cual es lógico que haya un resurgir tan potente de la lucha en estos tiempos, sumado al hecho del retroceso en cuanto a derechos sociales, reproductivos, etc. Todo está conectado. Todo es patriarcado. Ya sabéis lo que dicen por ahí “Patriarcado y capital alianza criminal”.
¿Cuáles consideras que son los frentes que el feminismo debería abordar hoy en día?
Absolutamente todas y cada una de las cuestiones que afecten a cada mujer del planeta por el hecho de ser mujeres. Ningún frente debe quedar sin cubrir. Desde la publicidad sexista, pasando por los derechos reproductivos, la lucha por el reconocimiento del trabajo de cuidados, el neocolonialismo y la emigración, la pobreza, los salarios desiguales…
Pero lo que más me interesa es la perspectiva con la que se deben abordar. Y es que las feministas blancas llevamos demasiado tiempo intentando dirigir la lucha y creyendo que sabemos lo que es mejor para las compañeras que viven a miles de km. y de cuya cultura desconocemos prácticamente todo. Creo que es el momento para que demos un paso atrás y reconozcamos que las mujeres musulmanas, negras, trans, etc. deben liderar su propia lucha, y nosotras callarnos de una vez y escucharlas. 
¿Es la moda algo frívolo?
La moda también es política. El famoso filete con patatas de aquel filósofo tan listo, pues eso. La moda puede y debe ser politizada. Ahora mismo está en las garras del beneficio capitalista, siendo sus trabajadoras del llamado tercer mundo las auténticas “fashion victims”. Las personas interesadas por la indumentaria, el estilo, etc. debemos ser conscientes del proceso de fabricación, de las condiciones de trabajo y alertar y luchar contra los abusos de la deslocalización de la industria textil, entre otras cosas.
¿Fue un acto feminista el vestido que lució Cristina Pedroche para dar las Campanadas?
No conozco el caso, pero si hablamos de una cadena generalista supongo que sé por donde van los tiros. Así que creo que… ¿no? [risa].
El vestido de la polémica. Fuente: laguiatv.abc.es
¿Qué te parece lo que está haciendo Lena Dunham por el feminismo? ¿Y Taylor Swift?
Pues que cada feminista del mundo tiene su parcelita de actuación. Somos responsables de convertir nuestra parcelita del mundo en un lugar más habitable. Y si mujeres con grandes altavoces los utilizan para hablar de cuestiones feministas en lugar de gilipolleces, bienvenido sea. ¡Nos necesitamos a todas!
 Lena Dunham en un fotograma de GIRLS. Fuente: The Daily Banter.
¿Que tres reformas impondrías a la Iglesia católica cristiana apostólica romana del Vaticano para que pudiera llamarse una “institución feminista”?
1)Su disolución y entrega de las armas.
2)Su disolución y entrega de las armas.
3)Su disolución y entrega de las armas.
¿Es el Papa Francisco una buena noticia para las feministas? ¿Qué opinión te merece el Papa en cuanto a frivolidades?
Este papa fue un señor que colaboró con un genocida. Y puede parecer muy gracioso y resultarnos simpático su acento y sus gracietas. Pero sigue siendo el sumo líder de una de las organizaciones terroristas más peligrosas, dañinas, opresoras y genocidas del mundo, que es la Iglesia Católica.
Feminista y de izquierdas… ¿por qué otros pecados arderías en el infierno de la “clase media” bienpensante?
Por tomarme demasiado en serio esas dos cosas [risas]. Porque soy incapaz de conservar la calma, porque pierdo los estribos, porque a veces tengo contradicciones, porque a veces meto la pata hasta el fondo. Porque soy una radical. No concibo otra forma de acabar con las malas hierbas que arrancándolas de raíz, y no regándolas y esperando a que ellas solitas se vuelvan buenas.
¿Eres de voto útil, voto “perdido”, voto en blanco, voto nulo o votar es una pérdida de tiempo?
Tengo problemas con esto (me remito a la pregunta anterior y a mis contradicciones xD) No hay ningún partido que me represente. Probablemente ese partido ideal que me representara sería ilegal o vaya usted a saber. Ningún partido tiene como prioridad los derechos de las mujeres, por lo que, como feminista ante todo, me dejan fría. No creo en la socialdemocracia, ni en el estado del bienestar, ni en volver a lo que teníamos antes. Para lograr la emancipación que muchas ansiamos el capitalismo y las democracias burguesas deben desaparecer. Todo el poder para los soviets… lo cual no quiere decir que yo no sea consciente de que con mi voto (¡sí, siendo una traidora reformista!) puedo mejorar la vida de muchas personas. Así que sí. Voto. Como dicen por ahí “con la nariz tapada” porque no hay ninguna opción que me convenza al 100%. Pero claro, también es muy cómoda esa postura de algunos de “pues como odio este sistema y nadie me representa no voto” porque así se mantienen en su pureza ideológica y no se manchan nunca. El voto es una herramienta mierdera y un poco el chocolate del loro, pero ahí lo tenemos. Si puedo votar a un partido/coalición que me va a dejar abortar libremente o va a paralizar los desahucios, ten por seguro que lo haré. Y lo voy a hacer.
Entrevista realizada por Sandra Viciana.